Home

No fue la firma, sino la juventud,

aquello que quisiste

registrar.

Como la fórmula secreta de la Coca-Cola

o los poetas niños: si el don de la dulzura es sólo nuestro,

no podemos

morir.

¿Te daba miedo,

Muelle,

ese día en que Disney nos fallara?

Dardos,

flechas como la vida que nos minen los ojos, para que así la lumbre

no se olvide

un segundo de darnos de volar.

En un mundo de sótanos, ¿quién llegará heredero

al mediodía,

cadáver

a la quiebra del papel?

No fue tu firma, sino el fulgor,

el amor por la luz como un resorte aborigen del estómago,

aquello que supieste

dibujar.

 

**********

 

LES NEIGES D´ANTAN

 

Mais où sont les neiges d´antan?

FRANÇOIS VILLON

Dedicado:

si no estuviera tan cara la memoria

y yo supiera recordar su nombre.

La madre de la niña que se sentó a mi lado

aquella semana,

-por si acaso, decía Don Javier, fuera de verdad que todo se pega,

hasta las matemáticas-

estaba en la UCI del hospital Severo Ochoa en leganés

y se moría.

Ninguna de las dos

habíamos visto nunca nevar en nuestro barrio.

Me acuerdo de la forma en que te hablaba sin hablar,

como si la tristeza fuera decibelios;

de que yo no acertaba a susurrar y el perdón

se pagaba en ecuaciones.

El patio del colegio un mediodía

se convirtió en al bola

de cristal que Poppins daba a los niños huérfanos

con madre.

La suya

no regresó a volar cometas y la semana siguiente

me sentaron al lado del tío que se esnifaba

gomitas de borrar porque

siempre tenía cero

faltas de acentuación en el dictado.

Ninguna

de las dos volveríamos a ver

nevar

sobre aquel barrio.

 

**********

 

AGUA!

 

A saber

qué les enseñan en la escuela.

Un pico

y una pala

es lo que necesitan estos hijos luctámbulos de su loba.

Un pico, y unas alas.

Pues el ave que huye

no se rinde:

le rinde culto

al aire.

 

**********

 

FLY GIRL*

 

-La gran diferencia -aleteabas-, la diferencia

entre el papel y el muro,

es la misma que existe entre DECIR

y HACER.

Abominar de los pañuelos (son grilletes las máscaras):

la enfermedad es

el atajo más puro hacia el peligro y hay que agitar rojo la vida,

para saber cuánto amor, como el ruido,

queda sano.

La diferencia -sacándonos los ojos-, la gran diferencia entre el papel

y el muro,

es la misma que existe entre DECIR

y AMAR.

 

*Las mujeres que se mueven en la cultura hip-hop son apodadas “Fly Girls”. En el caso de los hombres, el término más común es “B-Boy”.

 

**********

 

TAG

 

Ayer -y nunca estuve tan segura de que no

escribo: sólo firmo-,

no lo tenía. Era toda salud,

hierro de la cabeza a los cuadernos; y entré,

sin seguro de vida,

en los cuerpos más muros de cantar.

Pero hoy

ya no sé qué fue bello.

¿Tal vez nos edifican los hongos,

las estrías? Ya no sé

-quién lo sabe- cuánta historia nos toca

para seguir poniendo en cuarentena

lo que amamos.

 

**********

 

HUMBUCKER O EL CLUB DE LOS 27

Para I.

En el día de nuestro cumpleaños

y los milagros.

 

Cuánta razón tenías, Jimi Santo: también

el ruido es música, igual

que vomitar significa no morir

todavía,

estar aún a tiempo

de acariciar, por Janis Joplin, todo animal

hermoso de este mundo.

Yo quiero durar manos,

aprender a tocar el mellotrón,

no olvidar

una luna con mis últimos versos

en un parque sin flores

para Francis.

Reencarnarse en humbucker. serle fiel

a Charles Richter.

NO

ME PIENSO

MORIR.

Anuncios

Un pensamiento en “_Skinny Cap_, de Martha Asunción Alonso

  1. Pingback: _Se dice poeta_, el documental | La rescisión de Platón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s